Ojo de agua, de río subterráneo

Determina Ecología con buceo, que es una perforación hecha por el ser humano.

Por Luis Roel Itzá > Quequi
Confirman que no se trata de una tubería de desagüe de aguas negras, pero tampoco se trata de un ojo de agua el que se vio el pasado miércoles en el mar, donde brotaba agua dulce, el subdirector de Ecología y también espeleólogo, buceó el lugar y dijo que se trata de una perforación realizada por el ser humano hace mucho tiempo y que probablemente afectó una vena de un río subterráneo que conecta con acuíferos de la isla y que con la gran cantidad de agua que cayó en días pasados se saturó y busco un desahogo en este orificio.


El funcionario se hizo acompañar de un investigador kárstico del Instituto de Geología de la Universidad Autónoma de México (UNAM), para realizar una inmersión para explorar el origen de los borbotones que se encuentran ubicados frente a la explanada de la asta bandera, el cual resultó ser un ojo de agua y el que está a la altura del muelle Aldora, es una perforación que toca una parte de una caverna.


Germán Yáñez Mendoza, subdirector de Ecología, explicó que normalmente estos procesos se llaman surgencias, las cuales son cuevas que están dentro de la isla y que drenan al mar. “La mayoría de las cuevas que están dentro de la isla, tienen un sistema de drenaje interno, captan el agua de la lluvia y lo lanzan al mar, por tanto, en estos casos, algunos agujeros se encuentran tapados por sedimentos, rocas y arena, siendo el caso del ojo de agua formado frente a la explanada del asta bandera, mientras que, el borbotón que se aprecia frente al muelle Aldora, es un orificio de perforación, que llegó hasta una vena, por lo que el agua busca una salida, especialmente cuando hay lluvias muy fuertes, lo que provoca que se destapen y salga el agua”, dijo.


Por su parte, el investigador de sistemas kársticos, Rafael López, comentó que el agua que brota es dulce, tanto del nacimiento de agua, como de la perforación que topó con una caverna. “El ojo de agua es muy estrecho, además, hay mucha corriente, lo cual no permitió que pudiéramos penetrar, ya que es muy riesgoso. Estas formaciones son comunes en la zona del Caribe, ya que todas las cuevas que están en el centro de la isla drenan hacia el mar, pero muchas veces no son perceptibles porque son muy profundas o a veces se forman entre los corales. El funcionamiento de una cueva es básicamente captar agua en un lugar y trasladarla hacia el mar”, comentó.

Comments

comments

No hay comentarios