Suben a 8 los muertos por ‘Beryl’ en EU


2.3 millones de personas están sin energía eléctrica, tras el paso del meteoro que se dirige a Canadá.

ESTADOS UNIDOS
Por Redacción
Al menos ocho personas han muerto en Estados Unidos a causa de “Beryl”, un huracán que el martes ya se había degradado a ciclón subtropical, y que antes ocasionó otras 10 víctimas a su paso por las isla del Caribe.


En Texas, donde el meteoro pegó como un huracán categoría 1 la madrugada del lunes, al menos ocho personas perdieron la vida a causa de caída de árboles, un incendio ocasionado por un rayo e inundaciones.


Tres de las muertes ocurrieron en el condado de Montgomery, vecino de la ciudad de Houston, según reportaron ayer las autoridades locales citadas por la prensa.


Otras cuatro ya habían sido reportadas en el área de Houston, una ciudad de 2.3 millones de habitantes que estuvo cerca de la trayectoria de “Beryl”.


El fenómeno climático, que tras azotar Texas tomó rumbo noreste en territorio estadounidense, causó una muerte más en la localidad de Benton, Luisiana.


Estas ocho víctimas se suman a las otras 10 que “Beryl” dejó la semana pasada en Granada (3), San Vicente y Las Granadinas (2), Venezuela (3) y 2 en Jamaica.


Ayer martes, 2.2 millones de usuarios en Texas aún permanecían sin energía eléctrica, por daños en la transmisión eléctrica. Mientras equipos trabajaban para restablecer el servicio, varias ciudades establecían refugios con aire acondicionado, ya que se esperan altas temperaturas con sensaciones térmicas en torno a los 41ºC, según el Servicio Meteorológico Nacional.


Otros 14 mil clientes tampoco contaban con el servicio en Luisiana.


Hace una semana, “Beryl” llegó a ser un potente huracán con vientos de 250 km/h que golpearon el Caribe. Luego se degradó a tormenta tropical el último viernes, tras tocar tierra en Quintana Roo, donde dejó daños materiales mínimo, pero la noche del último domingo, en su trayectoria a Estados Unidos, volvió a tomar fuerza.


“Beryl” tocó tierra como huracán el lunes en la localidad costera de Matagorda, Texas, con vientos de 130 km/h, causando destrucción e inundaciones en algunos balnearios del área. Tras azotar áreas cercanas a Houston, perdió fuerza mientras se internaba en territorio estadounidense.


Ayer era ya un ciclón postropical y avanzaba hacia el noreste, rumbo a Canadá, con vientos de 45 km/h.
Aún podía generar lluvias, inundaciones repentinas y tornados en zonas de Misisipi y Ohio, según un reporte del estadounidense Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario