‘Agoniza’ clínica del ISSSTE en Región 93; denuncian falta de mobiliario, insumos y médicos

Por Soraya Huitrón

Quequi Quintana Roo

Personal administrativo de la clínica del ISSSTE, en la Región 93 de esta ciudad denunciaron la falta de mobiliario, insumos y personal médico, lo que ha complicado la atención a los derechohabientes que acuden por algún malestar.

Indicaron que, esta situación se ha vuelto un problema grave que aqueja a los cientos de derechohabientes que visitan cada día la clínica del ISSSTE, ya que solo un médico está dando consultas, actualmente.

Por su parte algunos derechohabientes expresaron en redes sociales, la realidad que viven, pues acuden con dolores o enfermedades y tienen que aguardar durante horas para poder ser atendidos y enfrentarse con que no hay insumos para su atención.

“La falta de insumos y médicos en la unidad de Medicina Familiar es muy lamentable, ya que algunos cotizamos con grandes aportaciones, y no somos tratados dignamente, aparte de que no hay médicos de medicina familiar, al parecer solo uno está dando consultas y aparte hay un gran desabasto de medicamentos”, dijo la derechohabiente.

Actualmente hay dos proyectos en la mesa para mejorar la atención de su población derechohabiente, una de ellas es ampliar el número de camas a 30 y la otra es más ambiciosa, se buscaría que fueran 60, actualmente tienen 19 censables.

En ellas se atienden a alrededor de 90 mil derechohabientes, por lo que el proyecto es dejar de ser una clínica hospital y convertirse en un hospital general, donde no se descarta adecuar la tienda del ISSSTE que tienen a un costado, es algo en lo que trabajan directamente sus autoridades estatales con las federales.

Cabe recordar que, en 2019, el entonces titular del Instituto, Antonio Ramírez Pineda, se comprometió a aprobar el proyecto de ampliación para la unidad, que en ese entonces atendía a 57 mil derechohabientes, alrededor de 33 mil menos de lo que tiene actualmente.

En ese entonces, la meta era ampliar el número de consultorios, quirófanos y áreas de atención, ya que el sobrecupo obligó tener, en ese entonces, pacientes en los pasillos del hospital, al no contar con el suficiente número de camas disponibles.

Ante la emergencia sanitaria del Covid-19, la administración de la clínica tuvo que disponer de las áreas de sala de espera y recepción de los servicios de urgencia para atender a los pacientes sospechosos y positivos, habilitando sillas en las explanadas.

Comments

comments

No hay comentarios

comentarios