Encuentran 11 sets de documentos confidenciales y algunos ultrasecretos en la residencia de Trump en Mar-a-Lago

Los agentes del FBI que registraron la residencia del expresidente Donald Trump en Mar-a-Lago (Florida) este lunes encontraron 11 sets de documentos clasificados como secretos, que presuntamente se habría llevado de la Casa Blanca cuando dejó la presidencia en enero de 2021, según adelantó este viernes el diario The Wall Street Journal y confirmó nuestra cadena hermana de noticias, NBC News tras obtener la orden judicial que autorizó del operativo federal.

La orden muestra que Trump está siendo investigado por posible obstrucción de la justicia y violaciones de la ley de espionaje. Según este documento, los agentes buscaban objetos “obtenidos ilegalmente”, incluido cualquier “documento físico con sellos de material clasificado” o “registro presidencial o gubernamental”, así como “evidencias de alteración, destrucción u ocultamiento» de los registros presidenciales «o de cualquier material clasificado».

Entre los archivos requisados por los agentes con una orden judicial se encuentran papeles marcados como ultrasecretos, un material tan sensible que sólo puede estar en instalaciones gubernamentales especiales, según los documentos consultados por NBC News. 

En total el FBI se llevó alrededor de 20 cajas con carpetas, fotos y notas a mano, así como el perdón presidencial que le otorgó a su antiguo aliado Roger Stone, según el listado del material incluido en la orden judicial que permitió el cateo, a la que accedió NBC News.

Cuatro de las cajas estaban marcadas como documentos ultra secretos, tres de ellas como confidenciales y otras tres más de información compartimentada sensible. También había información sobre “el presidente de Francia”, sin más detalles.

La orden judicial a la que tuvo acceso NBC News detalla que los agentes estaban autorizados a registrar «la Oficina del 45° presidente, todos los cuartos de almacenamiento y cualquier otra habitación o área dentro de las premisas disponible para el uso del expresidente y su equipo, donde se pudieron haber guardado cajas o documentos». Sin embargo, excluía las habitaciones privadas del resort, destinadas para los huéspedes y el personal que trabaja allí.

Los abogados de Trump han exigido al FBI una lista específica de los documentos que sustrajeron de Mar-a-Lago. El presidente, por su parte, afirmó en su red social que los documentos obtenidos por las autoridades en su residencia de Florida ya estaban “desclasificados” y que “no necesitaban «incautar nada”.

Funcionarios del Departamento de Justicia se reunieron este viernes con los abogados de Trump y determinaron que estaba de acuerdo en divulgar los pormenores de la orden de cateo y el listado de los objetos que recuperaron en su propiedad, tal y como solicitó el Departamento de Justicia ante la enorme presión política por esta operación policial sin precedentes en la historia del país.

Sus abogados comunicaron al juez que estaban de acuerdo en la publicación de la orden, según el Departamento de Justicia, que quería difundirla porque, alegó, iba en beneficio del interés público. 

El expresidente había dicho que no sólo no se opondría a la publicación de la orden sino que exigiría que se conociera de forma inmediata. La moción del Departamento de Justicia no abarca en cualquier caso a la declaración de causa probable, en la que el FBI indicó al juez la justificación para registrar Mar-a-Lago.

¿Se llevó secretos nucleares del Gobierno?

Trump negó este viernes un reporte del diario The Washington Post que decía que, entre otras cosas, los agentes del FBI buscaban documentos clasificados relacionados con armas nucleares.

En su red Truth Social, Trump dijo que “las armas nucleares son un engaño, al igual que Rusia, Rusia fue un engaño”, refiriéndose a la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre los vínculos de su campaña electoral en 2020 con el Kremlin. El expresidente calificó de «corruptos» a los agentes que catearon su casa este lunes.

El citado diario no aclara si los supuestos documentos nucleares estaban vinculados a Estados Unidos o a otro país. Tampoco se sabe aún si la agencia encontró los papeles que buscaba en el registró.

La información (que NBC News no ha podido verificar hasta el momento) se publicó el jueves pocas horas después de que el fiscal general, Merrick Garland, asegurara que “aprobó personalmente” la petición de una orden para registrar la casa de Trump en Florida y que el Departamento de Justicia había presentado una moción al juez para hacer pública esa orden judicial, ante la presión política.

Trump tenía que devolver este año 15 cajas de documentos que, según la Administración Nacional de Archivos y Registros, se sustrajeron indebidamente de la Casa Blanca en enero de 2021.

Antes del cateo del FBI, Trump recibió un citatorio de un gran jurado federal para que entregara documentos confidenciales que el Gobierno creía que se había llevado consigo a su salida de la Casa Blanca, dijo a NBC News una fuente familiarizada con el asunto.

Otra fuente confirmó un informe anterior del diario Wall Street Journal, de que “alguien familiarizado” con los documentos dentro de Mar-a-Lago le avisó a los detectives que podría haber archivos secretos en la mansión de Trump que no había entregado, lo que llevó al cateo del lunes.

Garland mismo sugirió el jueves que Trump no había entregado todo el material que estaba buscando el Departamento de Justicia.

El diario The New York Times reportó el jueves que los agentes federales registraron Mar-a-Lago porque los documentos que no se habían devuelto eran particularmente sensibles para la seguridad nacional, citando dos fuentes con conocimiento de los documentos.

Con información de Telemundo

Comments

comments

No hay comentarios