Exigen taxistas cuentas claras en Cozumel

COZUMEL

Por Redacción > Quequi

Socios taxistas de la isla de Cozumel exigen a su actual líder que rinda cuentas de su administración anterior y de sus antecesores, ya que consideran que existe un desfalco millonario y no hay transparencia en sus cuentas, entre los exsecretarios que son señalados de desvío de recursos se encuentra Miguel Alonso Marrufo, hermano de la actual presidenta municipal Juanita Alonso Marrufo, quien además es su asesor en muchas decisiones que tiene que tomar la primera autoridad.

Estalló la bomba dentro del Sindicato de Taxistas de Cozumel “Adolfo López Mateos”, durante la asamblea que sostuvieron la noche del martes en el salón Moby Dick a puerta cerrada con la presencia de socios propietarios, el actual secretario general, Arturo Payán Tejero, presentó un informe de su estado financiero y las deudas que supuestamente se tienen; sin embargo, no fue del todo claro y los socios presentes comenzaron a gritarle que es un ratero al igual que sus antecesores.

Miguel Alonso Marrufo fue destituido como secretario general del Sindicato de Taxistas de Cozumel el pasado mes de julio del año 2018, después de tratar de imponerse en una asamblea y movimientos legaloides, pero la asamblea decidió que sea relevado del cargo por un interino y posteriormente se hizo la elección en la que Arturo Payán Tejero asumió el cargo que actualmente ostenta en un segundo periodo.

La razón de la destitución de Miguel Alonso Marrufo fue por actos fraudulentos dentro de su gestión y en complicidad por el entonces presidente del Frente Único de los Trabajadores del Volante (FUTV), y ex secretario del sindicato de taxistas de Isla Mujeres, Eduardo “Wato” Peniche Rodríguez; entre los dos se adjudicaron concesiones del sindicato de Cozumel y también del Frente, pues el suegro de Miguel Alonso Marrufo, Miguel Ángel Coral Arellanes, se hizo acreedor de una placa del FUTV, sin ser agremiado de algún sindicato, pertenecer a algún cargo y sin haber tocado un volante de chofer en su vida.

Además de esto, el hermano y asesor de la presidenta municipal, Juanita Alonso Marrufo ha sido señalado de desvío de recursos durante su gestión que no pudo comprobar; sin embargo, nunca se hizo una auditoría como debe de ser por Arturo Payán Tejero, quien tiene conocimiento de todos los malos manejos que realizó su antecesor, por lo que ahora los socios taxistas han solicitado que se haga una auditoria al exlíder y a su actual líder para que devuelvan el dinero faltante que son estimados en unos 12 millones de pesos.

Durante la asamblea del pasado martes por la noche, Arturo Payán intentó explicar cómo es que se habían dado las deudas y trató de culpar al tesorero Manuel Hernández; sin embargo, nadie le creyó y lo hicieron callarse para que el tesorero en turno explicara a detalle los faltantes por cerca de 12 millones de pesos que se les deben a los socios y «martillo», ya que dijo que Arturo Payán es quien maneja el dinero en efectivo y no informa a tiempo ni a detalle en qué se los gasta o invierte.

Además dio a conocer muchas irregularidades como el que la base de la Felipe Ángeles, es de él, por eso nunca la auditan ni revisan y ahí se maneja mucho dinero, además de que tiene varias empresas a su nombre donde desvía los recursos del sindicato, por lo que los asistentes a la asamblea solicitaron que se le haga una auditoría al actual secretario y a sus antecesores, ya que tenía conocimiento de los faltantes que dejó Miguel Alonso Marrufo y sus malos manejos, pero no dijo nada ni hizo nada para que regrese el dinero.

Los socios taxistas que asistieron a la asamblea la noche del martes, dieron a conocer que exigirán que se haga una auditoría lo más pronto posible y que si se tiene que destituir a Arturo Payán se hará sin titubeos además de que se les obligara a devolver el dinero faltante, al igual que los recursos que se llevaron sus antecesores, a quienes de comprobarse los malos manejos se les expulsará del gremio.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta