Misión Evangélica: Día del Padre

Padre nuestro que estás en los cielos, danos hoy el pan cotidiano. Me gusta orar a mi Padre Celestial, creo que él puede darnos lo que pedimos.

Yo crecí con la figura de un padre que no era mi padre biológico y nos visitaba eventualmente, hoy pienso que tenía otra familia.

Crecí dando mi nombre completo con un apellido paterno que no era el de mi padre biológico.

Crecí viendo los festivales del día del padre que se hacían en la escuela, sin que me acompañara alguna vez mi padre.

No supe qué era tener un padre que me tomará de la mano y me enseñará lo bueno, con su ejemplo.

Tuve «mi tata», era el tata de mis hermanos, de mis primos y hasta de los compañeritos vecinos. Mi Tata fue mi abuelo.

Madre sí tuve, y mucha. Mi madre fue honrada cada diez de mayo y aún el día del padre la festejabamos por ser padre-madre. Mi madre sí estuvo conmigo y me crió y formó con disciplina. Ya fallecida aun la recuerdo en su forma de ser.

No sé que fue de mi padre, no sé qué hizo de su vida, no sé si pensó alguna vez en mi o no.
Gracias doy a Dios por él, pese a todo, él fue quien me engendró y quizá no fue lo que yo hubiera querido pero, fue quien me engendró.

No puedo ni debo pensar por él, no soy quien debe juzgar si fue bueno o malo su proceder; él vivió su vida, la estructuró como quiso tomando sus decisiones e hizo su vida como pensó. Bien o mal, sus decisiones como hayan sido, fueron las suyas.

Yo, ahora soy quien debe tomar conciencía del deber humano, buscando ser un buen padre.

Ser un buen padre debe ser el objetivo de los padres que no tuvimos un buen padre.
No es difícil visualizar lo que a nuestro juicio pensamos que debe ser un buen padre.

Podemos cerrar los ojos e imaginarnos el niño que fuimos ayer, la necesidad que ese pequeño tenía de su padre, puede ser la misma que tengan hoy nuestros hijos.

El padre que no tuvimos ayer, puede ser el padre que hoy no tienen nuestros hijos. Podemos esforzarnos por ser los buenos padres que no tuvimos nosotros ayer.

Podemos pedir a Dios:
_ Padre nuestro que estás en los cielos, ayúdanos a ser como tú aquí en la tierra._

¡FELIZ DÍA DEL PADRE AMIGOS Y HERMANOS DEL CAMINO!

SJ.Carlos César González Cruz.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta