Julián Fernández, hampón electoral

Por Redacción > Quequi

Llega a Cancún Julián Fernández Fernández, conocido hampón a nivel nacional que usa la imagen del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), y de Mario Delgado para robar miles de pesos argumentando encabezar una empresa de estrategia electoral.

Fue en las pasadas elecciones que se realizaron en Quintana Roo, cuando Julián Fernández Fernández regresó a estas tierras ofreciendo de nuevo sus servicios como estratega político, experto en temas electorales y tratando de meterse a la bolsa las coordinaciones de los candidatos de Morena y sus aliados.

Para “conquistar” a los equipos de campaña de los candidatos de la alianza “Juntos Hacemos Historia”, Julián Fernández Fernández afirmó que era muy cercano al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, por lo que era prácticamente un eviado de éste para que desde la empresa que encabezaba, dirigir las estrategias para la promoción de voto.

Sin embargo, ante las dudas de su falta de equipo, Julián Fernández también engañó a los coordinadores de campaña y candidatos, asegurando que una vez que le depositen los recursos, todo su equipo llegaría a la entidad para trabajar en las estrategias electorales que lograrían el triunfo en las urnas.

Pero el tiempo transcurrió, y Julián Fernández Fernández seguía sin dar resultados, por lo que varios de los candidatos y sus equipos realizaron investigaciones, conociendo que este oscuro personaje es un timador de poca monta, que sólo utiliza el nombre de Mario Delgado para venderse en tiempos electorales.

Con este modus vivendi, este estafador ha recorrido el territorio nacional buscando candidatos a cargos de elección popular, para bajarles fuertes cantidades de dinero, para después desaparecer, pero si alguno de sus clientes detecta que su “trabajo” sólo fue un fraude y le exige la devolución de los recursos económicos, aplica otra estrategia.

Julián Fernández también es un aprendiz de mentiroso, ya que culpa a su contadora de realizar las “transferencias” fallidas, pero no regresa el dinero en tiempo ni forma.

Además, el sinvergüenza de Julián Fernández es capaz de reenviar un supuesto mensaje de su contadora para no reponer el dinero que se robó, donde la empleada se justifica y pone prácticamente su renuncia en la mesa: Jefe te quiero pedir mil disculpas sé que la regué, pero como fueran muchas transfer de poco dinero me hice bolas y ahora la aplicación se trabó. Yo sé que no es excusa y si me quiere correr lo entiendo, pero esta plataforma apenas la estoy utilizando, yo estaba acostumbrada a la banca convencional”.

Cabe señalar que además de estafar a clientes, Julián Fernández defrauda a bancos, al usar a las instituciones financieras para timar. Ya que reenvía las capturas de pantalla o los “comprobantes” de las transferencias, pero éstas nunca se concretan, metiendo en aprietos a los bancos de los clientes.

Así es como se las gasta este hampón que ahora busca filtrarse en la esfera política y empresarial de Quintana Roo, con el mensaje de ser un enviado de Mario Delgado y de contar con el respaldo de empresas estratégicas electorales que llevarían a cualquier aspirante a un cargo de elección popular, pero que está por ser denunciado penalmente por el delito de fraude.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta