Compras sin factura, evasión fiscal

Dinero y Poder > Román R Christfield
A menos que enlace sus ventas con su control de inventarios, que también deberá ajustar para tener un colchón de inventario no registrado -comprado en efectivo sin factura- para venderlo de la misma manera; si la empresa ofrece servicios, pues tanto mejor, al no dejar evidencia de dicho servicio prestado. Por otro lado, en los últimos años la autoridad fiscal ha perseguido a las empresas de subcontratación de personal y a las terciadoras. Estas ofrecen una serie de esquemas fiscales muy atractivos a los patrones, pero desventajosos (si así lo logra entender) para los empleados.

Aun así, siguen siendo una muy buena opción para la empresa si la sabe manejar. Los depósitos por parte de un tercero a los empleados, mismo depósito que no está ligado a la nómina, por lo que el empleado no puede usarlo como evidencia de sueldo. Así como éstas, las empresas han encontrado una serie de ingeniosas opciones para sobrevivir en el mercado y ofrecer productos o servicios a un precio y calidad que los mantiene competitivos y, por lo tanto, seguir operando, sacrificando ciertos beneficios.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario